Easy Responsive Tabs to Accordion
Buenos Aires, Domingo 23 de Septiembre de 2018 -  12:28 am 
OPINIÓN

10-09-2018

"Ministerio de Producción y Trabajo: cuarenta y dos balcones y solo una flor", por Enrique Silva y Raúl Ferrara


Difícilmente el incurable nostálgico Baldomero Fernández Moreno hubiera imaginado en 1917 que su más reconocido poema podría describir la reciente decisión del presidente Macri de subsumir y degradar el área de trabajo a un simple apéndice del Ministerio de Producción. Esos versos cuentan la tristeza que produce contemplar un edificio en el cuál no hay ninguna flor que adorne su fachada… el mismo sentimiento de quienes esta semana abrazamos simbólicamente las distintas sedes de una cartera laboral transformada en balcón sin flores.

Como dice Andrea Gavio: “La flor representa desde la Antigüedad, una noble vía para dar a conocer y transmitir sentimientos nobles, la belleza, y el amor ¿qué tipo de personas pueden habitar ahí?, ¿por qué niegan la presencia de la belleza, de la hermosura, en sus balcones?”

Lo cierto es que la existencia, estructura y organización del otrora Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, no era casual sino que se anclaba en la idea de acompañar las distintas etapas de la vida laboral de los/las trabajadores/as.

De este modo, desde la Secretaria de Empleo, se trabajaba en el “antes” del trabajo con los trabajadores/as desocupados, por medio de la formación profesional, la certificación de competencias, la promoción de incentivos a la contratación de trabajadores/as vulnerables y por medio de acciones de intermediación laboral. Un esfuerzo institucional enfocado en habilitar mecanismos de acceso a empleos de calidad.

Por su lado, la Secretaria de Trabajo, se concentraba en los trabajadores ya ocupados, llevando a cabo acciones en materia de inspección laboral y promoción de la registración laboral, política salarial y de acuerdos paritarios, regulación de las asociaciones sindicales y de participar activamente en los conflictos laborales individuales, plurindividuales y colectivos. Su tarea es, sustancialmente, procurar el cumplimiento de los derechos laborales.

Finalmente, la Secretaria de Seguridad Social, a través de la ANSES, atendía a los trabajadores/as retirados a través del pago de las prestaciones vinculadas a las pensiones y/o jubilaciones, el monitoreo del sistema de reparto y los distintos regímenes que conforman la seguridad social (cajas de retiro profesionales y provinciales).

Durante muchos años el trabajo, y el acceso a la seguridad social por medio de un empleo registrado, fue el eje alrededor del cual se organizó nuestra sociedad y aun hoy vemos en él un mecanismo de progreso individual, integración social y crecimiento colectivo. De ese mandato se hizo cargo el Estado a través del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, con las variantes e impronta que cada administración a cargo del gobierno decidió otorgarle… mayor protagonismo en determinados momentos y ausencias y omisiones en otros periodos.

Asistimos hoy a una nueva embestida contra el trabajo, concebido en esta forma, y contra los trabajadores/as ejecutada por el gobierno nacional y decidida por los verdaderos dueños del poder, que se apoya ahora en el desguace Ministerial pero que antes se manifestó en las iniciativas legislativas de reforma laboral, previsional, de riesgos de trabajo, entre otras acciones e inacciones.

La degradación institucional del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social a Secretaria de Trabajo y Empleo del Ministerio de Producción y Trabajo no es el inicio de este proceso sino un capítulo más en la agenda laboral de esta administración.

En Empleo, comenzó con el desfinanciamiento y discontinuidad de algunas líneas de acción, como el Seguro de Capacitación y Empleo, los programas de Entrenamiento para el Trabajo en organismos públicos, los acuerdos sectoriales de formación profesional, el fortalecimiento de la Red de Servicios de Empleo, todos afectados a la baja por decisiones del nuevo gobierno.

En Trabajo, no se homologaron convenios por encima de la pauta salarial establecida por el gobierno, hiriendo de muerte a la libertad negocial, se multaron o intervinieron sindicatos no afines a la nueva administración y se redujo la inspección laboral.

En Seguridad Social, se sancionó, a pesar de la resistencia de sectores sociales mayoritarios, la nueva ley previsional que posibilitó una nueva fórmula de cálculo de los haberes previsionales, claramente perjudicial para el poder adquisitivo de los trabajadores/as retirados, en un contexto inflacionario.

Recordemos que el proyecto de Reforma Laboral del Ministro Triaca llegaba incluso a legalizar el fraude laboral, excluyéndolo de la aplicación de la Ley de Contrato de Trabajo y sus principios protectorios para someterlo a las reglas del derecho común civil y comercial… al final de cuentas el trabajo humano es una mercancía, ¿no?

El nuevo relato construido con la repetitiva mención de palabras como “productividad”, “costo laboral”, “litigiosidad”, solo vienen a ratificar una matriz ideológica en la que el descalabro macroeconómico es responsabilidad de los trabajadores y por ello la solución es la subordinación del trabajo y de los trabajadores a los requerimientos de la producción.

Por eso decimos que el traspaso de Trabajo a Producción se explica desde la lógica de que los trabajadores son ahora parte de una ecuación económica, un factor más de la producción.

El Decreto DNU 801/18 o mejor dicho, la partida de defunción del Ministerio de Trabajo, establece en su art. 7 los CUARENTA Y DOS objetivos del nuevo ministerio de PRODUCCION Y TRABAJO… solo uno atañe a la cuestión laboral (el 41º). Si viviera Baldomero Fernandez Moreno diría: “Cuarenta y dos balcones y solo una flor”.

Lo cierto es que hay en la memoria colectiva una idea del trabajo distinta a la del gobierno, el trabajo para una gran mayoría sigue siendo un espacio de realización de proyectos personales, un mecanismo de ascenso e integración social, un espacio para la organización colectiva a través de los sindicatos, un modelo de desarrollo y de país y esta allí la esperanza de que #TRABAJONOSETOCA.

Untitled Document