Easy Responsive Tabs to Accordion
Buenos Aires, Martes 16 de Octubre de 2018 -  09:31 am 
OPINIÓN

23-07-2018

"Macri y las Fuerzas Armadas", por Carlos Molina


El Presidente Mauricio Macri anunció su decisión de incorporar a las Fuerzas Armadas a tareas de seguridad interior. Ello implica dar marcha atrás con compromisos asumidos por todas las fuerzas políticas, y avalados por el conjunto de la comunidad, plasmados en nuestra legislación nacional en la materia (Ley Nº 23.554 y Decreto Nº 727/06).

La justificación de tal decisión se encontraría en la necesidad de encarar la defensa y seguridad del territorio (así "hermanadas") para afrontar "los estratégicos desafíos del siglo XXI", los que, tal como los define el gobierno estadounidense (autor intelectual) son el narcotráfico y el terrorismo.

Sin entrar en detalles que, obviamente, me exceden, es oportuno señalar que expertos internacionales en temas de narcotráfico ponen cada vez más énfasis en la necesidad de estrechar los controles en la faz económico-financiera del tráfico de drogas, ante la evidencia de que, en definitiva, las grandes fortunas derivadas de aquél, en algún momento deben blanquearse, entrando así en el sistema financiero.

Claro está que deriva de ahí el celo en la búsqueda e investigación del circuito de ese dinero negro, lo que nos lleva a paraísos fiscales, cuentas off shore e inversiones varias, que tanto han dado que hablar a raíz de denuncias internacionales, a las que el gobierno de Macri (dicho sea de paso) poca atención ha prestado, más interesado en silenciar el tema ante la evidencia de que gran parte de sus funcionarios y amigos han quedado sospechados o, más aún, involucrados en el manejo de cuentas de similar trámite y dudoso origen.

Aporta más " tranquilidad", entonces, enfocar la tarea en lo militar (aunque lo actuado en similar sentido en Brasil, Méjico o Colombia no haya dados resultados) recurriendo a la misma espectacularidad con que algún político nacional, no hace mucho, atropellaba promocionando la "ley de derribo".

Esto, en cuanto al narcotráfico. Pero, ¿y el terrorismo, a cuál se referirá? ¿ Acaso al reclamo mapuche, asociado por nuestra ministra Bullrich a la guerrilla kurda ?¿ O es para "preservar Vaca Muerta o Atucha (el actual, porque los proyectos futuros fueron a parar a la basura) ¿ Y, como colaboración, bases militares yanquis en Neuquén? ¿O, acaso, lo "estratégico" podría pasar a ser una movilización popular o una marcha de sindicatos u organizaciones sociales?

Política yanqui en Defensa, garantizada militarmente; política económica custodiada por una oficina estable del F.M.I. (por si las moscas); y las dudas sobre si todo "el combo" pasará por el Congreso o, más sencillito, por decreto del PE. ¿Será por eso que los Ángeles rezan y afilan las estacas de madera dura?

Untitled Document