Easy Responsive Tabs to Accordion
Buenos Aires, Jueves 21 de Junio de 2018 -  12:49 pm 
INTERÉS

06-06-2018

Denuncian que Vidal y Curutchet buscan privatizar el Banco Provincia


La Asociación Bancaria denuncia que el presidente del Banco Provincia Juan Curutchet, con el apoyo de la gobernadora María Eugenia Vidal buscan privatizar dicha entidad y pulverizar la carrera bancaria.

"Finalmente y luego de varias idas y venidas Curutchet se predispone a realizar un recorte de la carrera bancaria en los sectores centralizados del banco argumentando la necesidad de implementar un modelo más flexible y horizontal de estructura orgánica. Dicho recorte lo hayamos en la resolución del directorio 570/18 aprobada el pasado 24 de Mayo" denuncia el gremio a través de un comunicado.

Según reza el comunicado, el fundamento de esta nueva avanzada sobre los derechos laborales es que la estructura “piramidal” del banco -sobre la cual se encuentran definidos los distintos niveles de supervisión y responsabilidad- reduce “la capacidad de adaptarse rápidamente a los cambios del contexto afectando la eficiencia de la organización”.

"En un Banco como el nuestro, público y social, esta reforma orgánica no es más que un experimento irresponsable y un ataque directo a nuestra carrera bancaria que tiene como única finalidad bajar lo que el directorio llama el “elevado costo laboral de la masa salarial del Banco Provincia”, pero que para nosotros son derechos fundamentales comprendidos en nuestro convenio colectivo de trabajo, el cual establece coeficientes y categorías para los diferentes niveles de responsabilidad", continúa.

Esta reforma que pretenden imponer Curutchet, el directorio del Banco y Vidal es completamente unilateral y viola el acuerdo que el pasado 06/10/2017 el propio presidente firmó en el ministerio de trabajo con Sergio Palazzo -Secretario General del Sindicato-, acuerdo que establece la plena vigencia del convenio colectivo.

Resolución completa:









A continuación, el resto del comunicado de "La Bancaria":

Es evidente que, la “estructura horizontal” que se plantea altera la actual estructura jerárquica, generando así una distancia abismal entre los puestos inferiores y los gerenciales. Imposibilitando de este modo en el mediano y largo plazo la posibilidad de carrera a la mayoría de los compañeros y compañeras de los sectores centralizados del banco. En efecto, en el nuevo esquema se mantienen los puestos de gerentes y subgerentes departamentales, pero desaparecen del mapa los jefes y sub- jefes de departamento, así como los jefes y sub- jefes de oficina. Los fundamentales ayudantes de firmas también pasan a ser parte del pasado. Todos estos puestos, contemplados por el CCT 18/75, son reemplazados por los genéricos “Coordinador Ejecutivo” y “Líder de equipo” (¿?). Además se supone que este modelo, y en el plazo de los próximos 12 meses, debe aplicarse en el conjunto de las dependencias del banco.

Queda claro entonces que los puestos que se suprimen con esta reforma son parte fundamental de los niveles de supervisión y responsabilidad que hoy existen dentro del banco y que contempla nuestro convenio colectivo de trabajo. En suma, pretenden convertirnos en trabajadores polifuncionales, sin proyecto de carrera a mediano y largo plazo. ¿No será que lo que buscan es deshacerse de mano de obra calificada para regalársela a la banca privada? Lo peor de todo es que para esta reforma cuentan con la complicidad de la actual gerencia general del banco, así al menos lo expresa el propio directorio en el acta en cuestión. Sería lamentable que esto efectivamente sea así. Ya que cuando hubo que evitar la privatización de le gerencia general del banco, la gran mayoría de los compañeros y compañeras salimos a dar una fuerte lucha en defensa de la carrera bancaria.

El objetivo de fondo es incrementar nuestras tareas pero sin pagar la categoría correspondiente, con la sobrecarga laboral que esto implica y los riesgos a los que podemos quedar expuestos. Aunque la perspectiva es reducir lo que el directorio considera “altos costos laborales”, Curutchet y Vidal no dudan en sostener y respaldar a los más de doscientos asesores del directorio que ganan fortunas pero que ni siquiera vienen a trabajar todos los días. Además, sostienen las costosísimas tercerizaciones, como en Sistemas y en GPS, y amenazan con cerrar dependencias como la delegación Fortín Olavarría (Seccional Pehuajó) y el Anexo Perón (Casa Buenos Aires).

Mientras que a nivel nacional el gobierno prepara las condiciones para la reforma laboral en el congreso durante el mundial, Vidal y el directorio allanan el terreno para una flexibilización laboral ilegal en el Banco Provincia.

Entendemos que esta flexibilización laboral encubierta convierte al banco en una inversión más rentable ante una posible privatización. La misma se viene cocinando más decididamente desde la sanción de la ley 15.008 que obliga al banco a hacerse cargo del déficit de la caja de jubilaciones y a partir de las recientes emisiones de deuda por parte de la administración actual. Deuda que el banco no necesita pero que puede comprometer a futuro su patrimonio en caso de no poder pagar.

Así, quedaría aplicada en el banco la receta de ajuste salarial y flexibilización laboral que pide el FMI y se generarían las condiciones para privatizar el banco. No podemos permitirlo. Una vez más debemos enfrentar esta nueva avanzada sobre nuestros derechos, con convicción y en unidad, junto a La Bancaria, las comisiones gremiales internas y el conjunto de las agrupaciones del banco.

Untitled Document