Easy Responsive Tabs to Accordion
Buenos Aires, Lunes 21 de Mayo de 2018 -  12:05 am 
ECONOMÍA

17-05-2018

"La turbulencia puso en evidencia las debilidades estructurales de Argentina"


El economista jefe de la calificadora de riesgo estadounidense Moody's, Gabriel Torres, afirmó este jueves que "la presión para Argentina podría disminuir con la ayuda de una línea de crédito otorgada por el Fondo Monetario Internacional (FMI)".

Torres dijo a Télam que "la turbulencia de las tasas de interés y tipo de cambio han puesto en evidencia las debilidades estructurales de Argentina", y precisó que éstas son "alta inflación, una fuerte dependencia de los flujos de inversiones y un pequeño mercado financiero y crediticio local".

Además, subrayó que "todos los deudores argentinos enfrentarán mayores costos de financiamiento, algunos de ellos viéndose impedidos de continuar accediendo al mercado".

"El debilitamiento del peso es negativo crediticiamente, dada la muy alta dependencia de Argentina de flujos de capital para financiar su déficit fiscal y el déficit externo en cuenta corriente", señaló Torres.

El analista indicó que "hasta ahora, la respuesta del Gobierno ha sido incrementar fuertemente las tasas de interés, reducir las inversiones públicas de 2018 e iniciar negociaciones con el FMI para obtener una línea de crédito flexible".

Torres explicó que "estas medidas proactivas buscan impedir que la turbulencia financiera afecte la economía real, aunque probablemente tendrán una presión negativa en el crecimiento económico de este año".

Asimismo, el especialista recordó que "el peso inició una significativa depreciación a fines del año pasado luego de que el Banco Central relajara los objetivos de inflación, lo cual amplió el riesgo país y requirió la intervención del BCRA para respaldar el peso", y en ese marco, sostuvo que "la salida de inversiones y rebalanceos de cartera han resultado en una depreciación del peso de un 24%, desde comienzos de 2018".

El economista Gabriel Torres es analista senior de deuda soberana de calificadora de riesgo estadounidense Moody's.

Para Torres, "la depreciación del peso hará que los costos para los deudores argentinos que dependen del financiamiento en dólares sean mayores. También afectará la rentabilidad de los deudores cuyos ingresos son principalmente en pesos, pero que enfrentan costos operativos en dólares estadounidenses, y ejercerá presión sobre los resultados operativos de los gobiernos provinciales".

A su criterio, "el (deudor) soberano experimentará cierta tensión como resultado de mayores tasas de interés, que dificultarán la ejecución de gastos y presentarán una amenaza para el financiamiento del déficit en cuenta corriente y, por lo tanto, el crecimiento económico se verá reducido".

Señaló que "la economía en general también se verá afectada por mayores tasas de interés, teniendo en cuenta especialmente el costo de deuda de aquellos expuestos a grandes sumas de pasivos a tasa variable".

"Esto incluye a los bancos, ya que la tasa de morosidad aumentará y se reducirán sus márgenes. La alta inflación también seguirá afectando las decisiones estratégicas de muchas empresas, lo cual aumentará los costos laborales y otros costos operativos, y disminuirá el valor real de los activos", concluyó el economista.

Untitled Document