Easy Responsive Tabs to Accordion
Buenos Aires, Lunes 21 de Mayo de 2018 -  12:13 am 
OPINIÓN

07-05-2018

"La crisis del sector externo se agudiza", por Alejandro Rofman


Una reciente informacion proporcionada por el Balance Cambiario del Banco Central de la Argentina consigna que en el mes de marzo de este año la fuga de capitales creció el 83 % con relación al mismo mes del año 2017. Ello fue asi dado que particulares y empresas adquirieron en bancos y casas de cambio la suma de 3.167 millones de dolares. Este valor es el que la nota informativa denomina como dato bruto. Si se toma el neto o sea se descuenta lo vendido, el saldo que adquirieron los ahorristas en moneda fuerte fue de 2.464 millones de dolares. El incremento con relación a febrero de este año alcanzo a 1.121 millones de dólares. O sea que estaríamos en un ritmo de compras netas que rondaría todo el año la cifra de aproximadamente 29.000 millones de dolares. El año 2017 según la misma información oficial el saldo neto de la compra de dólares alcanzo a 22.143 millones de dicha moneda. En el año 2016 el mismo ítem mostró una adquisición total neta de 9.951 millones de dólares y en el año 2015 el dato fue menor pues llego a 8.520 millones de dólares.

En sintesis. En el año 2018 se puede estimar que la demanda de dólares por particulares y empresas para ahorro será tres veces más elevada que en el 2015,antes del cambio de rumbo de la politica económica. O sea 300 porciento de incremento en sòlo tres años!!!

Sin duda, el veloz aumento revelan un agudo clima de desconfianza que lleva a la compra de dolares como forma de asegurar ahorro a futuro descartando al peso como garantía de estabilidad monetaria.

Otro ítem fundamental del saldo negativo en divisas lo constituye el intercambio comercial. El valor en “·rojo” de las diferencias entre compras y ventas de bienes con el exterior fue de 3.970 millones de dólares en el año 2015. La recesión del año 2016 permitió un transitorio saldo positivo en la balanza comercial pero volvió a crecer el déficit de modo significativo en el año 2017 pues alcanzó a 8.417 millones de dólares,más del doble que el año anterior al inicio de la nueva etapa de política económica. Para este año, la información correspondiente al primer trimestre augura una nueva expansión del saldo negativo del intercambio comercial pues asciende a 2.464 millones de dólares en rojo. Si se lo anualiza ( ya hay que tener también en cuneta que van a bajar las exportaciones por la sequia que afectan la recolección de soja y maíz en un 30 % por debajo del año anterior) es esperable que dicho déficit se amplíe a no menos de 11 000 millones de dólares,en un cálculo optimista.

Finalmente las erogaciones por viajes al exterior siguen siendo negativas, y en crecimiento. En el año 2015 el saldo entre salidas de divisas por viajes fuera del pais frente al ingreso de las gastadas por los turistas llegados más allá de nuestras fronteras fue de 6.646 millones de dólares. Dos años después,en el 2017, tal saldo se agrandó a 8.622 en rojo y este año en el primer bimestre se elevó a 2.041 millones de dólares,lo que permite predecir una cifra negativa para todo el año en torno a los 12.000 millones de dólares.

En el rubro de intereses por la Deuda Publica en dólares en el año 2017 se pagaron alrededor de 13.000 millones de dolares que es el 2,2 % del Producto Bruto. El año 2015 el monto de intereses era solamente el 1,5 % del Producto bruto,lo que significa un monto de en torno a 8.000 millones de dólares. En el año 2018 aún es prematuro evaluar cuanto más de intereses hay que abonar al sector de prestamistas del exterior pero habida cuenta que se estima que la Deuda total aumento el 35 % no podrá bajar del 2,8 % del Producto Bruto es decir alrededor de 18.000 millones de dólares.

Queda pendiente de estimar la remesa de utilidades y dividendos de las filiales de las casas matrices de las empresas de capital extranjero residentes en nuestro país El dato disponible mas reciente corresponde al año 2016,que indica que tal concepto de la Balanza de Pagos sumó 2.996 millones de dolares.

Este inventario de las salidas de dólares del pais no muestra un solo signo positivo en los años de la era Macri.

Por el contrario en todos los casos ( como vimos) la informacion mas reciente indica que el año 2017 mostró una salida de divisas fuertes más elevada que en el 2016 y los pronosticos del presente año si sumamos todos los ítems arriba registrados supone un incremento nada despreciable

En un reciente informe el F.M.I. ha estimado que nuestro país necesitará al menos 30 000 millones de dólares por año para cubrir sus compromisos con el exterior en el tema financiero hasta el 2013( la cifra da escalofrio). Este monto fue el Deficit de la Balanza de Pagos del año pasado según el Banco Central aunque no se incluyó en el calculo citado lo que el país financia a particulares y empresas para fines de ahorro en términos de dólares.

La suma de todos los ítems de la Balanza de Pagos para 2018 muestran un saldo negativo algo superior a la estimación del FMI.

Se acercan a los 35 000 millones de dólares sin contar las compras para ahorro de particulares. Como lograr los 30 000 millones de dólares por año ( cifra ya superada por la realidad que cita el Fondo Monetario Internacional. De donde van a venir los citados dólares?

Aquí no hay ingresos por remesas de residentes nacionales en el exterior como en Mexico,por ejemplo, no hay cobros de intereses porque no se dan préstamos al exterior ,no se obtienen remesas de utilidades desde el exterior porque no hay inversiones argentinas en el Resto del Mundo y ,para peor, la única fuente que historicamente generaba dólares para que sus ingresos superavitarios superaran los ítems negativos era la Balanza Comercial.

Los recursos en dólares para financiar esta enorme sangria- que no tiene antecedentes en la Argentina- viene del endeudamiento externo y de la inexistencia de controles al movimientos de capitales como existían antes del 10 de diciembre de 2015. Y hay dos años de incremento desmesurado en Deuda para obtener divisas que el país no genera.

Pero hasta cuando se puede durar si no hay políticas especificas para alentar las exportaciones con valor agregado y desalentar las importaciones? Pasa,por ahora, todo lo contrario. Pero hasta el 2023 es imposible seguir haciendo mas de lo mismo.

Mucho antes nadie nos va a seguir prestando.

Estamos entrampados en una nueva versión de la hermosa novela de Garcia Marquez: “ Crónica de una muerte anunciada”.

El final de todo ya está prefijado Falta solo ponerle fecha precisa.

*El autor es Doctor en Ciencias Económicas, Universidad Nacional de Córdoba (UNC, 1963). Master of Arts, University of Pennsylvania (EEUU)

Untitled Document