Easy Responsive Tabs to Accordion
Buenos Aires, Sábado 22 de Septiembre de 2018 -  04:52 am 
INTERNACIONALES

04-05-2018

El máximo tribunal de Brasil inicia el juicio que podría liberar a Lula


El Tribunal Supremo de Brasil (STF) inició hoy el juicio que podría liberar al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, encarcelado desde el pasado 7 de abril en Curitiba, en una votación electrónica no presencial en la que intervendrán cinco de sus jueces y que se extenderá hasta el 10 de este mes.

Los magistrados que integran la Sala II del máximo tribunal brasileño deberán resolver sobre la legalidad de la decisión del juez Sérgio Moro, por haber ordenado la detención de Lula sin haber agotado todos los trámites procesales, lo que puede anular la prisión del líder opositor.

El juicio virtual empezó esta madrugada después de que el instructor del caso, el juez Luiz Edson Fachin, fuera el primero en depositar su voto. El resultado del juicio podría ser publicado el viernes próximo.

El caso específico que será tratado es si el juez Moro cometió ilegalidades al anticipar el pedido de detención de Lula sin que el Tribunal Regional de Porto Alegre (TRF4) pudiera expedirse sobre un último recurso de queja para cerrar la segunda instancia del proceso.

El tribunal, una cámara de apelaciones, confirmó la sentencia de Moro y amplió la pena por corrupción contra Lula a 12 años y un mes de prisión. Luego, dio vía libre al encarcelamiento del expresidente el pasado 5 de abril, después de que el STF decidiera por 6 votos a 5 rechazar el hábeas corpus presentado por el fundador del Partido de los Trabajadores.

Según la defensa de Lula, la prisión no podría haber sido decretada porque aún habían recursos pendientes de análisis por el Tribunal de Porto Alegre, para los que había plazo hasta el 10 de abril.

Los recursos presentados en ese tribunal, conocidos como embargos de declaración, sólo fueron juzgados por el tribunal el 18 de abril.

La Sala II de la corte tiene cuatro de sus cinco miembros a favor de la posición de Lula, que sostiene que no puede estar en prisión porque no se agotaron todos los recursos procesales, lo que podría derivar en la liberación del ex mandatario a fines de la semana entrante.

Esta Sala del Supremo Tribunal Federal es la misma que le quitó al juez Moro las delaciones de exejecutivos de Odebrecht sobre Lula y los remitió a la justicia de San Pablo, porque entendió que no tenía vinculaciones con el Petrolao, el escándalo madre de corrupción en la empresa Petrobras.

Es decir, la propia corte partió en dos una investigación que tiene Moro: la acusación según la cual Odebrecht y la empresa OAS pagaron reformas en una quinta de Atibaia, interior de San Pablo, como parte de sobornos a Lula.

La quinta era usada por Lula todos los fines de semana cuando terminó su Presidencia y es propiedad de dos de sus amigos, pero la fiscalía entiende que se hicieron reformas pagadas por las empresas involucradas en el Petrolao.

El ex mandatario lidera las encuestas para las presidenciales de octubre y el lunes próximo cumplirá un mes detenido en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba, capital del estado de Paraná, fronterizo con la provincia de Misiones.

Untitled Document