Easy Responsive Tabs to Accordion
Buenos Aires, Viernes 23 de Febrero de 2018 -  09:03 pm 
ECONOMÍA

19-01-2018

"La clausula gatillo tiene que estar"


Después de bajarle el pulgar a la reforma laboral del Gobierno, ahora la CGT rechazó el techo del 15 por ciento que los funcionarios quieren imponer en las negociaciones salariales. Juan Carlos Schmid, uno de los triunviros de la central sindical, advirtió que el porcentaje del que está hablando el Gobierno “está encerrado en una fantasía” y adelantó que “no lo va a aceptar ninguna organización”.

“El 15 por ciento no pasa si no hay actualización por la inflación. ¿Por qué voy a creer en un programa económico que hasta ahora lleva un 70 por ciento de inflación acumulado en los dos años de gestión?”, manifestó el secretario general del gremio de Dragado y Balizamiento.

En medio de la ofensiva contra los sindicatos, que sumó otro capítulo con el decreto que eliminó la paritaria nacional docente, Schmid advirtió que desde la CGT cada vez tienen “menos confianza en lo que dice el Gobierno”. “Anuncian una cosa, por ejemplo la reforma laboral, y terminan sancionando una rebaja de jubilaciones”, enfatizó y aseveró que “es obvio que todo está ligado”. “Creo que el objetivo es poner de rodillas al sindicalismo”, denunció en Infobae .
A pesar de las críticas desde los principales sindicatos contra el techo salarial, el martes pasado el jefe de Gabinete Marcos Peña aseguró que iban a trabajar para “lograr comprometernos todos con esta búsqueda de la meta del 15 por ciento”. La meta para 2018 fue recalculada a fin del año pasado, luego de que el 17 por ciento previsto para 2017 por el Ejecutivo fuera superado por ocho puntos y disparara las cláusulas gatillo incluidas en algunas negociaciones salariales.

Schimd destacó que para las paritarias de este año la cláusula gatillo “tiene que estar”. Agregó que “cuando uno se sienta en la mesa de tratativas lo que busca es no perder poder adquisitivo. Y en los últimos dos años hubo pérdida de poder adquisitivo, algunos perdieron más que otros”.

Schmid también se refirió a la reforma laboral que el Gobierno tenía pensado aprobar en febrero, en sesiones extraordinarias y que ahora postergó por falta de apoyo. Negó que la central obrera haya apoyado el proyecto del oficialismo y señaló que “están mintiendo” porque la cúpula de la CGT lo que hizo “fue introducir reformas sustantivas”. “No es verdad lo que dice Marcos Peña: el proyecto es del Ejecutivo, no de la CGT. El Ejecutivo que vaya y lo defienda ante el Parlamento”.

Untitled Document