Easy Responsive Tabs to Accordion
Buenos Aires, Lunes 15 de Octubre de 2018 -  04:19 pm 
INTERNACIONALES

13-12-2017

Brasil es el país con más asesinatos en el mundo: se comete uno cada diez minutos


Las calles de Brasil están teñidas de sangre. Allí, la violencia y la inseguridad son moneda corriente y los casos crecen a pasos agigantados, afirmaciones que las estadísticas avalan: en los últimos 15 años se registraron más de 800.000 asesinatos, que lo ubica primero en el listado de los países donde más se mata. Dicho de otra forma, ese número equivale a 43 crímenes por día o, más desgarrador aún, se comete un asesinato cada diez minutos. Otro dato que pega con fuerza, y enciende más las alarmas, es que la mayoría de las víctimas son jóvenes negros.

Así de contundentes son las cifras del informe “A guerra do Brasil”, un minidocumental del diario brasileño O Globo que desgrana los números de la violencia en ese país desde 2001 y los compara con conflictos bélicos internacionales del siglo XXI para situarlos en su auténtica dimensión. Por ejemplo, en Brasil se registraron más muertes que en la guerra de Siria o de Iraq.

Entre 2001 y 2015, de acuerdo con el documental, se registraron en Brasil 786.870 homicidios -a los que se suman otros 61.000 contabilizados por organismos de Seguridad en 2016-, el 70 % provocados por armas de fuego y con víctimas que mayoritariamente fueron jóvenes negros.

Las cifras superan a los 331.000 muertos de la guerra de Siria y a los 268.000 del conflicto de Iraq, y equivalen a la población de ciudades como Sevilla o Francfort. Y sobrepasa el número de los habitantes de La Plata (alrededor de 700.000).

“Es como si Brasil sufriese un ataque de bomba atómica por año. No podemos convivir con ese nivel de violencia letal”, alertó recientemente el director del Fórum Brasileño de Seguridad Pública, Renato Sergio de Lima, cuando presentó las cifras de violencia del año pasado, que dejaron un saldo equivalente al provocado por la bomba nuclear lanzada sobre Nagasaki en 1945.

CIFRAS QUE ASUSTAN

La violencia no da tregua y se ceba especialmente en los jóvenes negros -cerca de 450.000 en 15 años-, pero no perdona a los más indefensos, como los 1.300 menores de un año y los 28.400 ancianos fallecidos entre 2001 y 2015.

El informe critica la incapacidad de los sucesivos gobiernos para afrontar un problema que se ha convertido ya en crónico y que sacude con especial contundencia a los estados del norte y noreste del país y a Río de Janeiro.

Río es “el retrato triste de la violencia en el país”, con 95.000 muertos en 15 años, una media de 17 homicidios por día y donde 3 de cada 4 muertos han sido víctimas de arma de fuego.

Esta escalada de violencia responde a muchos factores, desde la impunidad, a la fragilidad de las investigaciones y a la falta de implicación del Estado, explica César Muñoz, de Human Rights Watch en Brasil.

La actuación de la policía, si se mantiene en los parámetros actuales, “en lugar de ser una solución se ha convertido en parte de un problema”, lamenta el activista.

“Es fundamental la cooperación de la comunidad, que las personas denuncien y que estén dispuestas a declarar como testigos, que hablen con la policía, pero la gente tiene miedo y es justificado porque hemos visto un aumento extraordinario de la letalidad policial”, continúa.

Las instituciones tampoco están a la altura: “No hay una respuesta adecuada e inteligente de las autoridades”, opina Muñoz, que considera que medidas aprobadas recientemente en el Congreso, como la que impide a la justicia civil investigar la actuación de las Fuerzas Armadas cuando hay víctimas, constituyen “un gran retroceso, que viola los estándares de derecho internacional”.

“Es una medida que en lugar de fomentar la Justicia, establece una justicia privilegiada para miembros de las Fuerzas Armadas”, sostiene.

A su juicio, Brasil “necesita un gran debate a nivel nacional sobre seguridad pública” para tomar conciencia de la dimensión del problema. Entre 2001 y 2015 el país tuvo cuatro presidentes “y ninguno enfrentó el problema de frente”, denuncia también el informe “A Guerra do Brasil”.

La conclusión es desgarradora. En un país con 143 asesinatos por día, es decir 1 cada diez minutos, “alguien, en algún lugar del país fue asesinado ahora, mientras estás viendo este video. En unos minutos más, la víctima será otra”, concluye.

FEMICIDIOS

Por otro lado, el drama de los femicidios también golpea a Brasil, que registró al menos 8 asesinatos diarios contra mujeres por razón de su sexo entre marzo de 2016 y el mismo mes de este año, según datos oficiales de la Fiscalía divulgados recientemente.

En total, hubo 2.925 casos de femicidios durante ese tiempo, lo que representa un aumento de casi el 9% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Por ejemplo, en el estado de Sao Paulo, el más industrializado y poblado del país con unos 44 millones de personas, cerca de mil investigaciones fueron abiertas en esos doce meses. Además registra actualmente un caso de femicidio cada cuatro días.

(EFE)

786.870

Asesinatos Se cometieron en Brasil en 15 años (2001 a 2015). Más del 60% de las víctimas eran pardas o negras y más del 50% eran niños o jóvenes. Además, el 70% de los crímenes fue con armas de fuego.

331.000

Víctimas fatales Se registraron en la guerra de Siria, entre 2011 y 2017 (datos del Observatorio sirio para Derechos Humanos). En la de Iraq (2003-2017) hubo 268.000 (cifras del proyecto Iraq Body Count).

238.000

Muertos Dejaron los atentados terroristas entre 2001 y 2016, según el proyecto Global Terrorism Database.

Untitled Document