Easy Responsive Tabs to Accordion
Buenos Aires, Sábado 16 de Diciembre de 2017 -  03:38 pm 
INTERÉS

04-12-2017

Una nueva pista para encontrar al submarino, a 950 Mts


A 18 días de su desaparición con 44 tripulantes a bordo, la Armada informó ayer que “se está investigando un nuevo contacto”, a 950 metros de profundidad en el Atlántico sur.

“Se está investigando un nuevo contacto. Durante la madrugada se trasladó el aviso Islas Malvinas a otro punto, a 950 metros de profundidad, cuyo contacto metálico había sido corroborado por dos buques con sensores diferentes”, dijo ayer el vocero naval Enrique Balbi en su parte informativo del día, y agregó que ese “contacto metálico” fue detectado por el buque Cabo de Hornos y por el Skandi Patagonia, y “se lo está investigando”.

Relató también que durante la madrugada se intentó sumergir el robot ruso Pantera Plus, un minisubmarino, desde el Islas Malvinas para alcanzar ese contacto a 950 metros, pero la situación climática “comenzó a ser adversa, con vientos que provocaron olas de dos metros”, por lo que hubo que suspender la operación.

“Se sigue investigando ese punto, para ir descartando uno a uno y que no quede nada librado al azar”, resumió el vocero naval en alusión al contacto a 950 metros de profundidad, uno de los tres detectados en la zona de rastrillaje.

Dijo que también resta corroborar el contacto metálico detectado a unos 700 metros de profundidad y otro a 800 metros, detectado por dos buques con sensores diferentes, y que será explorado “en otra ocasión”.

Se trata de pistas que “aún requieren de corroboración visual”, dado que hasta ahora han sido detectadas sólo por sensores.

En un principio, había seis contactos detectados en la zona por los diferentes buques que participan del rastrillaje, pero dos ya fueron desestimados y ahora se trabaja en los que están en proceso de verificación.

En este sentido, Balbi señaló que es fundamental “mantener los buques de apoyo logístico” en la zona para sostener “el esfuerzo en el tiempo” de los buques argentinos y extranjeros que buscan al San Juan.

La búsqueda se concentra en un área demarcada desde el lugar donde se registró el último contacto con el submarino, el 15 de noviembre, y el sonido “coincidente con una explosión”, detectado ese mismo día por el Organismo de Prohibición de Armas Nucleares, recordó el vocero naval.

En la zona de búsqueda también operan el Cabo de Hornos, de investigación oceanográfica de Chile, además del Austral y el Islas Malvinas, de la Armada argentina.

El capitán de navío Balbi confirmó que en principio fue descartado el contacto metálico situado a 700 metros de profundidad, detectado por el buque Atlantis, de investigación oceanográfica de Estados Unidos, que ahora está en el puerto de Comodoro Rivadavia.

Pero aclaró que “la idea es volver a hacer un barrido por esa zona y volver a sumergir el robot ruso “Pantera Plus”.

El vocero naval insistió en que los datos que valen son los que surjan de una “corroboración visual” de las pistas detectadas por sensores sonoros, para lo cual es indispensable un clima calmo.

“Todo depende de la meteorología, día a día van cambiando las condiciones, y por eso no hay ninguna fecha para cada contacto”, comentó antes de aclarar que no se puede “precisar una fecha de visualización para cada contacto”.

Como otra novedad, Balbi informó que regresó al país la comitiva que había viajado a Alemania la semana pasada para obtener información del submarino de parte de la empresa fabricante, Thyssen, en cuanto a diseño y construcción, y precisó que esa documentación la recibirá la jueza federal de Caleta Olivia Marta Yáñez, que investiga la desaparición del ARA San Juan.

El jueves pasado, al cabo de 15 días de búsqueda, la Armada anunció que daba por terminada la fase de rescate y que ya no busca sobrevivientes.

Anunció además que los familiares de los tripulantes del San Juan “ya tienen depositados los sueldos en sus respectivas cuentas”.

“Se corroboró que todos ya tienen el sueldo depositado en sus respectivas cuentas”, aseguró Balbi luego de denuncias de familiares sobre el presunto bloqueo de las cuentas sueldos de los tripulantes del navío desaparecido.

Untitled Document