Easy Responsive Tabs to Accordion
Buenos Aires, Lunes 11 de Diciembre de 2017 -  06:20 am 
POLÍTICA

24-11-2017

Rafecas ante Magistratura: "Es grave que se busque remover a un juez por sus fallos”


El oficialismo logró este jueves un nuevo objetivo en el Consejo de la Magistratura al conseguir los votos necesarios para citar al juez Federal Daniel Rafecas, por la desestimación de la denuncia de Alberto Nisman contra CFK y otros entonces funcionarios kirchneristas. Rafecas deberá presentar un descargo, escrito u oral, el próximo 7 de diciembre. El nombre de Rafecas sonó desde el comienzo de la gestión de Cambiemos como el de uno de los magistrados que el macrismo no quería en tribunales, junto con el de Eduardo Freiler, el camarista removido la semana pasada. PERFIL había adelantado a fines de octubre pasado que la citación a Rafecas estaba cerca y lo ratificó el sábado último.
El Consejero y Senador radical Ángel Rozas, quien instruyó el expediente -que se inició tras una denuncia de Elisa Carrió- aseguró en su acusación que con su desestimación, Rafecas buscó “favorecer a los más altos funcionarios públicos de ese momento”.

En diálogo con este diario, Rafecas aseguró que le parece grave “que se busque remover a un juez por sus fallos”. Y agregó: “los jueces tenemos un ámbito discrecional para interpretar y aplicar las leyes que debe ser respetado desde la política”.

El magistrado también aseguró: “dejé sentada mi posición en el caso y públicamente en el sentido de que la denuncia de Nisman no establecía una hipótesis de delito que investigar. Y por lo tanto estaba vedada para mi como juez abrir a prueba el caso”.

En cuanto a la “celeridad” con la que se le señala que actuó, Rafecas aseguró: “el código procesal establece 3 días para abrir una causa o desestimarla por inexistencia de delito”. Y dio como ejemplo que este año, el bloque del FPV denunció al gobierno por el uso de las LEBACS y “la fiscal Ochoa requirió y pidió 16 medidas de prueba. Yo desestime la denuncia, a los pocos días. Igual que en Nisman”.

La citación de Rafecas es en el marco del denominado artículo 20, una instancia similar a la indagatoria en el proceso penal, en la que el magistrado tiene la oportunidad de defenderse de las acusaciones en su contra. Veinte días después de la presentación, se presentará un nuevo dictamen de Comisión que puede ser desestimatorio o acusatorio. Si se trata de este último caso, se transforma en el puntapié inicial para encaminarse a la suspensión y el juicio político.

De acuerdo al duro escrito acusatorio, de 64 páginas, que Rozas presentó a la Comisión, Rafecas está acusado de: “insuficiente actividad procesal”, “análisis parcializado de la prueba”, “falta o insuficiente fundamentación”, “argumentación falsa” y “manifestaciones políticas improcedentes”.

A la denuncia inicial de Elisa Carrió, (que inició el expediente en el que ahora se produce la citación) se sumaron otros dos expedientes. Uno de ellos fue del dirigente de la comunidad judía y legislador de Cambiemos Waldo Wolff, que acusó a Rafecas porque mientras hablaban telefónicamente, una voz femenina junto al magistrado, lo amenazó de muerte.

Otro de los puntos que se señalaron contra el juez es el que tiene que ver con sus dichos, en una entrevista radial, sobre los votos a su favor que tenía en el organismo. “Un magistrado de la Nación no puede sugerir a la ciudadanía, la idea de que tiene el control del órgano constitucional que decide sobre su conducta y desempeño”.Y agrega que “ello implica manifestar una influencia obtenida a través de medios ilegales”.

Untitled Document