Easy Responsive Tabs to Accordion
Buenos Aires, Lunes 11 de Diciembre de 2017 -  06:23 am 
ENTREVISTAS

23-11-2017

"Belgrano quería el cannabis porque era ´la felicidad del pueblo´"


El periodista Fernando Soriano habló de su libro donde cuenta la sorprendente relación que tenían distintos próceres argentinos con el cannabis.

El 53% de las causas que entran en el despacho del juez Federico Delgado son detenciones por tenencia de marihuana para consumo personal o por consumir en la calle. No obstante, este mismo año se aprobó la Ley de Cannabis Medicinal, que permite el acceso gratuito a los derivados de la marihuana para tratamientos de salud, pero no contempla el autocultivo, el gran enemigo del narco.

SECCIÓN CIUDAD dialogó con Fernando Soriano, autor del libro “Marihuana. La historia. De Manuel Belgrano a las copas cannábicas”, cuenta que el creador de nuestra bandera argentina quiso regularizar el consumo de marihuana “en pos de la felicidad de los pueblos”; que Juan Manuel de Rosas se divertía con los negros fumando porro en pipa; y que el cerebro humano tiene neuroreceptores que conectan específicamente con componentes de la marihuana.

También se detalla que la planta no es nada más que un ser vivo que aporta la naturaleza, que trae muchos beneficios para la salud terapéutica y física –como lo establece la Ley-; y que el supuesto “prejuicio” es en realidad una maniobra histórica de las grandes corporaciones que necesitan lucrar con la prohibición.

Cuando se habla de marihuana no se habla de semillas, sino de genética. La marihuana tiene dos grandes familias, las sativas y las índicas. Las sativas te "tiran para arriba", mientras que índicas, todo lo contrario, es decir, relajan. Con los años, los cultivadores empezaron a experimentar genéticamente cruzando índicas con sativas, por lo tanto, hoy la mayoría son cruces, que se llaman híbridos.

Hay una razón de por qué nuestro cuerpo conecta específicamente con los componentes de la planta, y hay que saber aprovecharla, para potenciar lo bueno. Que florezca la libertad y que se marchite el narcotráfico.

¿Cuál es el origen de la planta de marihuana?

Se supone que es en China, y de ahí sale para Rusia, luego llega a India, y de ahí se va para los países árabes, con los nómades y las culturas que se van expandiendo. Lo que me parece re interesante de la planta es que el hombre la va adoptando, según cada cultura, y se la lleva consigo. Pareciera que la planta transmite cierta sabiduría porque también te enseña a dar, a recibir, es un ser vivo. Por algo los seres humanos se llevaron la planta a todos lados, y la planta crece en cualquier lugar.

¿Había consumo de marihuana en la época de Napoleón?

En Egipto y en toda la zona de los países árabes estaba muy arraigado el consumo de cannabis. De hecho, hachís es una palabra árabe. Napoleón lo prohibió porque veía que estaban sus soldados fumados todo el día, lo que deriva, también, en la llegada del cannabis a Francia.

En tu libro señalás que en la Argentina, Uruguay y Brasil “el consumo de marihuana nació como la propia planta: de abajo hacia arriba”. ¿Qué significa eso?

Me parece una buena metáfora porque todo funciona así en la democracia, lo mismo pasó con la Ley de Cannabis Medicinal. En ese momento los que fumaban eran los esclavos.

También explicás que Manuel Belgrano quería "cultivar, cosechar, comercializar el cannabis en pos de la felicidad de los pueblos".

Primero quiso cultivar cannabis cuando vino de formarse en España. Escribió en sus memorias en la cual recomendaba a la Corona cultivar lino de cáñamo para combatir la pobreza y para ayudar a la corona, porque la fibra que sale de la planta era uno de los grandes negocios del mundo: se usaba para fabricar velas, sogas y todos los materiales resistentes de los barcos. Belgrano llegó a la Argentina y planteó "curar la enfermedad del hambre". Dijo que iban a fabricar barcos para la Corona, para llevar la materia prima de acá a España, y que iban a usar el cáñamo para fabricar las sogas, pero no pudo porque la Corona lo rechazó.

También decís que Juan Manuel de Rosas fumaba porro...

Rosas tenía mucha relación con los negros africanos y ellos fumaban. De hecho, le dedican un candombe, que se llama "el candombe rosista", donde dice, con palabras de esa época, que estaban todos juntos fumando porro en pipa. Yo juego un poco con la idea de que Rosas fumó con los negros, que es muy probable.

¿Bob Dylan le regaló a Los Beatles su primera marihuana?

Bob Dylan le dio de probar porro a Los Beatles, una noche del 28 de agosto de 1974 cuando todavía no habían probado, aunque parezca raro, en un encuentro en Nueva York. Según dicen ellos mismos, les abrió la cabeza para empezar a componer otro tipo de canciones, y empezaron a experimentar con otra lírica. A mi juicio, cambió la cultura popular. En el libro se explica muy bien cómo fue el proceso a partir de sus discos. El primer disco que sacan después de fumar porro es Rubber Soul, que tiene otro sonido, la tapa y el look de ellos es diferente. Cuando lo mirás desde ese punto, la música empieza a deformarse.

Image and video hosting by TinyPic

¿Por qué pensas que hay tanto prejuicio respecto del consumo de marihuana?

La prohibición es una consecuencia de varios factores: de la industria textil que estaba experimentando con productos sintéticos, entonces no le convenía la competencia con el cáñamo; o de las compañías del papel de celulosa; y también como una cosa racial de estigmatizar a las minorías, se vinculaba el consumo a los negros, los mexicanos, por ejemplo. Hubo todo un lobby ahí, y un origen económico, que el encargado de lo que era la DEA en ese momento, necesitaba tener un enemigo cuando la ley seca se cayó; el tipo necesitaba un enemigo para sostener su puesto. También está el negocio de las granjas de rehabilitación, hay de todo. El tabaco genera 40 mil muertes por año en este país y la marihuana ninguna. Hay muchos más accidentes de tránsito por consumir alcohol que por consumir cannabis.

¿Estás a favor de legalizar otras drogas?

Sí, estoy a favor de legalizar todas las drogas. Se debe dar una discusión distinta, donde el consumidor no sea un criminal, no vaya preso. Si es problemático, que se lo trate como un enfermo. El Estado debe tener el control y regulación sobre la producción, consumo y prevención. Igual, entiendo que es mucho más difícil implementar la legalización en drogas más jodidas, como la cocaína, que no es lo mismo que la marihuana, que es una sustancia con una toxicidad muy baja, que está al nivel del alcohol o el tabaco.

¿Cómo se consigue el aceite de cannabis?

Está prohibido vender aceite, o sea que los que los venden están incurriendo en un delito. Hay que tener cuidado donde comprar. Lo que recomiendo es que se contacten con las agrupaciones de cultivadores como Mamá Cultiva. Con la Ley, mucha más gente está buscando el cannabis para solucionar sus problemas, pero no dan abasto. Lo que los cultivadores están pidiendo es que la gente empiece a cultivar. Se puede aprender vía YouTube y, además, todas las organizaciones dan talleres de cultivo. Esto es una lucha colectiva, entiendo la desesperación de mucha gente, pero también hay que ponerle el cuerpo. Sino son 20 tipos que están militando la ley que corren el riesgo de ir presos, y vos te quedás como enfermo esperando que te llegue un aceite. Y esto es un problema de todos, que tiene que ser una lucha de todos.

¿Qué opinás acerca de la discusión sobre una Ley de Autocultivo?

El autocultivo está prohibido. Lo que se planteó en la discusión de la ley de uso medicinal del cannabis ahora es que fomentes el autocultivo porque hay muchas personas que lo consumen. Hay personas que cultivan su propia planta y tienen su propio aceite, es decir, ya saben qué genética les hace bien para su enfermedad o para la enfermedad de su hijo. Vos prohibiendo el autocultivo le limitás su posibilidad de estar sano. El cultivo, además, es un gran enemigo del narco.

¿Considerás que hay un recrudecimiento de la violencia institucional sobre el consumidor de marihuana? De acuerdo a cifras del fiscal Delgado, las detenciones por tenencia de marihuana para consumo personal llegaron a un récord histórico.

Sí, hay más violencia, pero siempre fue así. Lo que sí sé es que durante el Gobierno anterior hubo como una cosa de "dejen al pibe tranquilo" y preocúpense por los narcos. Pero eso no implicaba que un cana de la esquina no detuviera. De hecho, la ley de drogas, para la policía, es una herramienta de presión. En barrios más vulnerables, la policía usa la ley de drogas para extorsionar a los chicos.

Image and video hosting by TinyPic

¿A quién le recomendarías que fume un porro porque considerás que le haría bien?

A la ministra Patricia Bullrich, pero no recomiendo mezclar porro con alcohol. También, me gustaría que fumen porro todos los jueces que meten presos a pibes por tener plantas. Que traten de conectar, que vean que fumar no te hace un delincuente, que cultivar no te hace un narco, ni mala persona ni irresponsable.

¿Cómo y con qué objetivo se te ocurrió hacer este libro?

Empecé a escribir cuando trabajaba en Clarín sobre la despenalización de la marihuana, que durante el primer gobierno de Cristina Fernández de Kirchner se comentaba que se iba a legalizar. Hubo una serie de conferencias en el Congreso que me mandaron a cubrirlas. Yo no tenía idea de la ley de drogas, ni de la planta, no conocía nada. Pero en estas jornadas empecé a conocer las historias de pibes que caían presos y, al haber firmado estas notas, me llegaban contactos de los militantes y de organizaciones que están a favor del consumo. Todas estas historias no las podía plasmar en el medio donde trabajaba, porque Clarín tenía y tiene una mirada prejuiciosa sobre la marihuana. De repente, estaba publicando en otros lados, y paralelamente mis amigos y colegas me decían que tenía que hacer un libro, pero me parecía raro hacer un libro sobre un yuyo. El objetivo del libro fue plantear el absurdo de la prohibición a través de la historia.

¿Qué es una copa cannábica?

Son competiciones que se hacen de junio en adelante, es decir, a partir de la cosecha. Ahí los cultivadores compiten para ver quien tiene la mejor cosecha. Es clandestina y creo que la primera se hizo en el 2010, o antes.

¿Para qué utilizás la marihuana?

Como dicen los uruguayos, hago el uso adulto. Me relaja, me conecta con otro lado mío. Hay un mito que dice que la marihuana es un puente para otras drogas. La puerta de entrada para las otras drogas es la casa de un dealer, no la marihuana. Con el correr del tiempo, no tengo dudas que el consumo de cannabis me convirtió en alguien mejor, sobre todo en lo humano, en la conexión con los demás, con darte un segundo más para pensar antes de reaccionar, no enojarte con cualquier cosa. Es introspectivo y, a la vez, extrovertido, porque te hermana con la gente.

Fuente: Sección Ciudad

Untitled Document