Easy Responsive Tabs to Accordion
Buenos Aires, Miércoles 22 de Noviembre de 2017 -  04:24 am 
POLÍTICA

31-10-2017

Lemus, una nueva baja que engrosa las filas de los exfuncionarios


El gabinete de Mauricio Macri volvió a sufrir cambios: esta vez fue el hasta hoy ministro de Salud Jorge Lemus quien dio un paso al costado. El puesto vacante será ocupado por Adolfo Rubinsteinm actual viceministro de esa cartera. De este modo, Lemus pasó engrosar la lista de funcionarios que se alejaron de la gestión pública, entre los que se destacan Alfonso Prat Gay, Susana Malcorra y Carlo Reggazoni, entre otros.

Meses atrás, el Ministerio de Salud había sufrido las bajas del vice Néstor Abel Pérez Baliño y el secretario de Políticas, Regulación e Institutos, Eduardo Munin.

La primera en dar un paso al costado fue Isela Costantini, quien el 21 de diciembre pasado abandonó su cargo como titular de Aerolíneas Argentinas en medio de una interna con el equipo económico por el plan de ajuste necesario para la empresa estatal. Costantini alegó por "motivos personales", pero trascendió luego que la exCEO de General Motors renunció por las constantes "presiones gubernamentales" que recibía de Marcos Peña, Gustavo Lopetegui y Mario Quintana para reducir el déficit de AA.

Luego siguió la salida de Alfonso Prat Gay del ministerio de Economía y el desdoble de la cartera en Hacienda y Finanzas, hoy a cargo de Nicolás Dujovne y Luis Caputo, respectivamente. Casi en simultáneo, fue eyectado de la presidencia del Banco Nación el economista Carlos Melconian, que fue reemplazado por su colega Javier González Fraga. Horas después de la renuncia de Melconian se conoció la dimisión de Daniel Chaín de la Secretaría de Obras Públicas de la Nación.

Carlos Cobas renunció a la Dirección de Logística de Presidencia jaqueado por una investigación judicial que lo vincula a adjudicación de rutas aéreas para la empresa Avianca. Cobas fue gerente de McAir, la aerolínea de la familia Macri que pasó a manos de Avianca con el objetivo de comenzar a operar como low cost en el país.

Carlos Regazzoni se fue del PAMI para iniciar una campaña electoral en la provincia de Buenos Aires. Su lugar lo ocupó Sergio Cassinotti, expresidente de la obra social de la provincia de Buenos Aires Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA).

En el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos renunció el exjefe de Gabinete Esteban Conte Grand a pedido de Macri. Lo reemplazó Ricardo Martín Casares, subsecretario de Política Criminal y miembro del grupo de máxima confianza del Presidente denominado "Newman Boys". El segundo del ministro Germán Garavano también esgrimió "motivos personales", pero en realidad se asoció su salida a un estrecho acercamiento a Martín Lousteau.

Justamente Lousteau renunció a la embajada argentina en Washington poco antes que Macri desembarcara con una comitiva oficial a los Estados Unidos, en abril pasado. El exdiplomático regresó al país para competir en las legislativas de octubre y dejó al mandatario con un sustituto temporal al momento de ser recibido por Donald Trump. Casi al mismo tiempo, el actor cómico Miguel del Sel se despidió de la embajada en Panamá para volver a la Argentina a retomar su show teatral con los Midachi.

A fin de mes, el Gobierno nacional decidió apurar -de forma desprolija- la salida del Procurador del Tesoro de la Nación (PTN), Carlos Balbín, de ese estratégico cargo a la cabeza de los abogados que representan al Estado en cuestiones sensibles. El accionar de Balbín en el Correogate le costó el cargo.

A tres meses de las PASO, renunció el subsecretario de Vínculo Ciudadano, Guillermo Riera. El exjefe de la estrategia digital del diario La Nación ocupaba -entre otras cuestiones- de colaborar a través de la difusión de videos, hashtags y consignas en Facebook, Snapchat, Instagram y Twitter para el Gobierno nacional. Ahora está abocado a la campaña.

Luego de Riera se fue Susana Malcorra. Dejó la Cancillería a Jorge Faurie, actual embajador en París. Otra vez más, argumentó "motivos personales".

El último cambio tiene que ver con las elecciones. Los ministros de Educación y Defensa, Esteban Bullrich y Julio Martínez respectivamente, y del titular de la Unidad Plan Belgrano, José Cano, renunciaron a partir del 14 de julio, para abocarse de lleno a la campaña legislativa. A la vez y tras cumplir con la fusión del Grupo Clarín y Telcom, Macri desintegró el Ministerio de Comunicaciones del radical cordobés Oscar Aguad, aunque le halló refugio al "Milico", como lo llaman despectivamente sus adversarios dentro y fuera de la UCR.

El nuevo tablero quedó conformado de la siguiente manera: el Ministerio de Defensa quedará a cargo de Aguad; Educación, de Alejandro Finocchiaro y la Unidad Plan Belgrano a cargo de Carlos "Mono" Vignolo.

Finocchiaro ocupaba ese cargo en la Provincia de María Eugenia Vidal, quien delegaría la tarea de director general de Cultura y educación a Gabriel Sanchez Zinny, actual coordinador del SAME bonaerense, que antes se desempeñó como vicepresidente de la firma de lobby empresarial y político Dutko Worldwide, en Washington.

Vignolo fue intendente de la capital correntina y hoy es la mano derecha del gobernador Ricardo Colombi. El "Mono" es secretario de Gobierno de la provincia mesopotámica y fue el jefe de la victoriosa campaña del nuevo intendente electo de la ciudad de Corrientes de Cambiemos, Eduardo Tassano.

Untitled Document