Easy Responsive Tabs to Accordion
Buenos Aires, Viernes 24 de Noviembre de 2017 -  01:38 pm 
INTERNACIONALES

18-10-2017

Otra de Trump: dijo que su vice quiere “colgar” a todos los gays


Donald Trump ha vuelto a demostrar que, por lo menos desde que llegó a la Casa Blanca, en EE UU no hay lugar para lo que se podría llamar “política tradicional”. Esta semana, The New Yorker, dio a conocer que el presidente republicano afirmó una vez, en tono de broma, que su vice Mike Pence “quiere colgar” a todos los homosexuales del país.

La revista destacó que, aparentemente, la dura aseveración fue dicha en tono de broma, pero varios medios se hicieron eco de la filtración y calificaron como “muy preocupante” los dichos, tanto del mandatario como de Pence.

Jane Mayer, autora del artículo, citó dos fuentes que le dijeron que Trump disfruta a diario de hacer bromas sobre las radicales posturas ideológicas de Pence, un ultraconservador que se ha manifestado públicamente en contra del aborto y el matrimonio gay.

Sin embargo la portavoz del vicepresidente, Alyssa Farah, rechazó las acusaciones y dijo que el artículo se basa en “declaraciones no confirmadas que son falsas y ofensivas”. Según la revista, todo sucedió en un encuentro con Pence y un experto legal, en el que hablaban sobre derechos de los gays. En la charla, Trump aseguró: “No le preguntes a ese tipo (en referencia a Pence). ¡Los quiere ahorcar a todos!”

Las posiciones de Pence sobre los derechos civiles preocupan desde hace años a la comunidad homosexual. Como gobernador de Indiana, firmó la ley para la libertad religiosa, que concedía a los negocios la posibilidad de negarse a ofrecer servicios a los homosexuales. Además, Pence es considerado uno de los políticos más anti LGTBQ (Lesbianas, Gay, Transexuales, Bisexuales y Queer -en alusión a los pansexuales e intersexuales-).

Como si no fuera suficiente la idea de hacer bromas de dudoso gusto que agreden a la comunidad homosexual, el mandatario también cosechó una lluvia de críticas tras afirmar que sus predecesores no honraban debidamente a los militares caídos en combate.

Ayer, en una entrevista radial, Trump dio a entender que el entonces presidente Barack Obama no llamó a John Kelly, actual secretario general de la Casa Blanca, cuando su hijo murió en Afganistán en 2010. “Creo que he llamado a todas las familias de los soldados caídos”, dijo Trump. “En cuanto a mis predecesores, la mayoría no llamaba” a las familias. Posiblemente Obama “lo hacía, a veces”, pero “otros presidentes no llamaban”. La insinuación de Trump provocó la reacción indignada de los ex voceros de Obama y George W. Bush, entre otros, que presenciaron los encuentros entre los entonces presidentes y las familias de los caídos.

Untitled Document