Easy Responsive Tabs to Accordion
Buenos Aires, Jueves 21 de Septiembre de 2017 -  09:55 pm 
POLÍTICA

04-09-2017

Liberaron a 30 de los detenidos por los incidentes en Plaza de Mayo


Luego de una prolongada jornada dominada por la tensión y en medio de manifestaciones que se extendieron durante todo el día, finalmente 30 de los 31 detenidos en Plaza de Mayo durante la marcha del viernes por la aparición con vida de Santiago Maldonado quedaron anoche en libertad.

Desde la mañana hasta las primeras horas de la noche de ayer los, detenidos estuvieron en los tribunales de Comodoro Py, donde fueron indagados por el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi por los delitos de “intimidación pública, atentado y resistencia a la autoridad” supuestamente cometidos en la movilización del viernes último, cuando se cumplió un mes de la desaparición del joven.

RECHAZO

El Martínez de Giorgi dispuso la liberación de los 30 detenidos el viernes, durante la manifestación en reclamo de la aparición con vida de Santiago Maldonado, en tanto que los abogados denunciaron que ninguno tuvo vinculación con los desmanes sino que fue una causa “completamente armada” por la policía.

La abogada María del Carmen Verdú, una de las representante de los imputados, informó que Martínez de Giorgi dispuso la liberación de los detenidos, lo que se produjo desde la sede policial situada en avenida General Paz y Madariaga, de la capital federal. La abogada precisó que el único que no será liberado es un joven extranjero, pero por otra causa, dijo, vinculada con “problemas en su documentación”.

El magistrado tomó esta tarde declaración indagatoria a los 31 apresados en los Tribunales Federales de Comodoro Py y luego recibió a sus abogados, mientras en la calle un centenar de manifestantes de partidos de izquierda y organizaciones sociales respaldaban el reclamo de liberación de los acusados.

“UNA CAUSA ARMADA”

Los letrados, al salir de los tribunales denunciaron que los “31 detenidos no tenían nada que ver con los incidentes” del viernes sino que fue una “causa completamente armada” por la policía.

Verdú, junto a los abogados Matías Aufieri e Ismael Jalil, dijo a la prensa que el objetivo de las detenciones fue “encubrir la provocación que se llevó adelante para desvirtuar la enorme movilización por la aparición con vida de Santiago Maldonado”.

“Los 31 están mal detenidos, no tienen nada que ver con los incidentes”, sino que sus “detenciones se produjeron mucho tiempo después” de los desmanes, manifestó por su parte Jalil.

En tanto, Verdú destacó que “el juez ha tenido que reconocer que no tiene elementos para mantenerlos detenidos”.

“Tenemos probada la falsedad de las detenciones”, subrayó.

AUDIENCIAS

Si bien las audiencias para la toma de indagatorias estaban previstas para hoy, el juez federal las adelantó para ayer a las 8, ante el reclamo de distintas organizaciones de derechos humanos, aunque las primeras declaraciones comenzaron cerca de las 14.

Mientras tanto, en las puertas de Comodoro Py permanecían representantes de distintas organizaciones políticas y sociales, quienes anunciaron que se quedarían hasta que finalizaran las declaraciones para apoyar a los detenidos y anoche antes de la liberación, aún estaban en el lugar.

Martínez de Giorgi contaba con 24 horas a partir de las indagatorias para disponer la liberación o permanencia en prisión de los acusados, pero rápidamente emitió la orden para que quedaran en libertad.

Todos los detenidos fueron acusados de los delitos de intimidación pública, resistencia a la autoridad y daños.

El viernes por la noche, en el marco de una multitudinaria movilización convocada a Plaza de Mayo para reclamar la aparición con vida de Santiago Maldonado, un grupo de manifestantes provocó incidentes y tuvo un enfrentamiento con la Policía de la Ciudad, lo que dejó varios detenidos y heridos.

Los manifestantes, algunos encapuchados, encendieron fogatas en los contenedores de basura, realizaron pintadas en distintos edificios de la zona y arrojaron piedras a las fuerzas de seguridad, que reprimieron la protesta con balas de goma.

En las últimas horas, los organismos de derechos humanos exigieron la renuncia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, e insisten con denunciar que ninguno de los detenidos no tiene que ver con los incidentes que se produjeron.

Untitled Document