Easy Responsive Tabs to Accordion
Buenos Aires, Viernes 22 de Septiembre de 2017 -  07:00 am 
ESPECTÁCULOS

11-08-2017

“Suar es infiel, deshonesto y mentiroso”


Cuando las llamas se estaban extinguiendo, Araceli González avivó la hoguera y prendió fuego a su ex, Adrián Suar.

La actriz salió al aire ayer en “Intrusos” y denostó al productor, tratándolo de “deshonesto, mentiroso e infiel”. ¿Algo más? Pues sí, porque Ara no dudó en explayarse y charló con Jorge Rial durante más de una hora. En la volteada también le dedicó un espacio a Griselda Sicialini, a quien llamó “pobrecita”.

Todo comenzó por una nota que brindó Suar a Infobae, que le hizo mucho ruido a su ex mujer. Primero porque el productor marcó la cancha a favor de Siciliani (“A Araceli le guardo un gran cariño, por la historia. Tuvimos un hijo. No tengo vínculo, eso solo. Pero el resto está, de mi parte, todo más que bien. Con Gri es distinto, es familia”) y más que nada le molestó que su ex cuestione algunas complicaciones en el pasado, vinculadas a la entonces custodia compartida del hijo que tienen en común: Tomás ‘Toto’ Suar. “No me extraña que defienda a Griselda, lo que me parece deshonesto y mentiroso es que él diga que tuvo que arrancarme a mi hijo de las manos para poder verlo. Las puertas de mi casa siempre estuvieron para que viera a mi hijo”.

Más que enojada Araceli estaba furiosa, y su tono de voz evidenció ese malestar durante toda la entrevista, en la cual precisó que le dolió lo que dijo su ex porque “no tengo que hacer prensa de cómo soy como mujer y madre. El lo sabe perfecto”, aunque aclaró que no se comunicó con Adrián ya que eso significaría “entrar en un juego que terminó”.

La mujer de Fabián Mazzei confirmó que Suar le fue infiel durante el vínculo amoroso que mantuvieron por más de una década. Si bien la pareja tuvo “muchas idas y vueltas”, Araceli contó que en el último intento de acercamiento, Suar “comete el mismo error y decido terminar”. Marina Calabró le preguntó: ¿Te fue infiel?: “¡Sí, obvio! Muchas veces. Hay personas que no pueden ser fieles”, reconoció Araceli, quien precisó: “Lo que más me dolió fue abrir las puertas de mi casa para reconstruir una familia y recibir nuevamente una bofetada”.

Untitled Document