Easy Responsive Tabs to Accordion
Buenos Aires, Sábado 23 de Septiembre de 2017 -  04:27 am 
OPINIÓN

08-07-2017

Carta abierta a Florencio Randazzo luego de su triste aparición en C5N. Por Marcelo Bartolomé


Marcelo Bartolomé, un destacado periodista que se desempeña en la conducción de PdN le dedicó unas líneas al precandidato Florencio Randazzo luego de su aparición en televisión y tras dos años de silencio. Un texto para reflexionar el rol de la política y de los políticos.

e vi anoche en el programa de C5N con el Gato, Victor Hugo y Roberto Navarro. Y pensé que ibas a tener un poco más de humildad, de criterio político, de mirada más amplia en tu análisis. Pero me lleve una decepción. No porque hubiera pensado en algún momento que seas buen candidato. A Cristina no la cambio por nada ni por nadie. Pero esperaba otra cosa de vos.

Al fin de cuentas, fuiste ministro de Cristina. Un muy buen ministro. Con capacidad de gestión, con celeridad y decisión para cumplir con las propuestas. Pocas palabras, muchos hechos. Y eso te daba un hándicap importante. Pero cuando comenzaste a hablar anoche, me sorprendí para mal.

¿Sabes que? Por un momento hablabas como si el presidente hubieras sido vos, como si la gestión de los gobiernos de Cristina la hubieras llevado vos solito al frente. Y vos eras sólo un ministro. Un ministro al que eligió Cristina.

Tu gestión no hubiera sido posible sin el respaldo de cristina. La que recibió los votos en el 2011 fue ella, para seguir llevando adelante la transformación del país con la gente que ella elija. Y te ratificó a vos para eso. Pero esa decisión no te convertía en su sucesor o en “el” candidato para 2015.

Si en diciembre de 2011 le dijiste que no estabas de acuerdo con la re-re no fue por principios republicanos Florencio. Fue porque ya estabas pensando en sucederla. No está mal que hayas proyectado tu candidatura el mismo día en que Cristina sacó casi el 54 por ciento de los votos. Pero tampoco era para que te creyeras así como así su delfín.

No salgas en televisión a rasgarte las vestiduras como si fueras un puro de la política. Néstor decía que a veces hay que meter los pies en el barro para después poder sacar flores de allí. Al menos lo admitía claramente. No te olvides que vos también los pusiste y no para sacar flores precisamente.

Llevas por aliado al Movimiento Evita que le voto casi todas las leyes Macri, a cuyo gobierno calificas de insensible y desastroso. Parece que mucho no te preocupa ese pequeño antecedente cercano en el tiempo. ¿Lo que te importa es sumar apoyos a como de lugar?

Hablas de política y de comportamientos como si estuviéramos en Suiza o en Bélgica Y esto es Argentina Florencio. Esta muy bien hablar de transparencia y de plantarse frente a la gente para decir las cosas como son. ¿Pero vos pretendes que los dirigentes que hoy son perseguidos por haber participado de los gobiernos kirchneristas salgan a desmentir las mentiras y diatribas que les tiran todos los días?

Uno aclara y explica lo explicable, lo que tiene lógica, no las acusaciones sin fundamento. En todo caso, para eso están los tribunales. No quiero decir la justicia porque en argentina ya no existe ese concepto. Y por cierto, llama la atención que habiendo sido un ministro relevante de Cristina nunca te hayan tirado ninguna mentira por la cabeza.

Como también sorprende que hayas calificado como una obsesión de Victor Hugo su permanente alusión a las barbaridades de Clarín, Magnetto y La Nación como responsables directos de lo que le viene pasando al país desde hace décadas.

¿Ya te olvidaste de la revuelta del campo en 2008, del choreo fenomenal de la plata de los jubilados con el curro de las AFJP, de la amenaza de Claudio Escribano a Néstor antes de que asumiera, de los aprietes contra el gobierno de Raúl Alfonsín, de Papel Prensa, de la complicidad con los crímenes de la dictadura?

Te reivindicas peronista y a uno entonces le cuesta entender tu silencio actual frente a eso que es historia pura y reciente. ¿Cuánto habrá de conveniencia o resguardo frente a eso?

Estamos frente al gobierno más cínico, cruel, insensible, autoritario, perseguidor y siniestro del último medio siglo. Un gobierno que en un año y medio cometió más desastres que la propia dictadura de Videla en términos económicos. Sólo le falta secuestrar y matar gente pero si se le da un poquito de tiempo o si se le facilita el camino para ganar en octubre, podría tranquilamente dar ese paso. Acordate de Fujimori en Peru, no hace tanto que pasó. Y era un gobierno que llegó al poder democráticamente.

Y frente a eso, vos te pones en principista de medio pelo y tiras por la borda la posibilidad de dar una pelea electoral con un final casi cantado, es decir, una victoria abrumadora que le pondría un claro freno a este gobierno de ricos para ricos.

Te amparas, empecinadamente, en la necesidad de unas PASO que no resuelven nada y te armas un frentito para no acordar aunque sea a regañadientes con Cristina. ¡Y encima le tiras el fardo a ella, acusándola de romper el peronismo!

Mirás la política desde tu pequeño ombligo Florencio. Partiste el partido vos solito y le haces un juego fenomenal a Cambiemos para que la derrota en octubre (porque estoy seguro que va a perder) sea menos amplia. Un genio Florencio, un genio sos. Porque pudiendo participar de una batalla que puede cambiar la historia, en octubre vas a pelear por un puntito más o menos con Nésor Pitrola, ¿te das cuenta?

Una pena. Porque en lugar de sumar, restas. Porque en lugar de unir, separás. Porque en lugar de discutir para adentro todo lo que hay que discutir sobre los errores del kirchnerismo, los publicas dándole letra a los de siempre para que nos sigan pegando abajo.

Anda con tu frentito Florencio. Date el gusto. De este lado nos vamos a quedar los que creemos que, aún con las fallas y equivocaciones de Cristina, en el balance final de sus gobiernos es mayor el haber que el debe. Nos quedaremos los que creemos que es posible retomar el camino abortado en noviembre de 2015 y profundizarlo en el futuro.

Tu presencia hubiera servido para consolidar ese proyecto, aún con tus defectos porque al fin de cuentas nadie es perfecto. Ni vos, ni yo ni Cristina. Pero entre todos el camino se podría recorrer con menos dificultad. Es una lástima que no seas capaz de advertirlo. Pero así son las cosas.

Chau Florencio, y en octubre mandale saludos a Pitrola

Fuente: www.portaldenoticias.com.ar

Untitled Document