Easy Responsive Tabs to Accordion
Buenos Aires, Jueves 23 de Noviembre de 2017 -  06:31 am 
ENTREVISTAS

22-06-2017

“A las chicas de hoy las usan”


La vedette trae de regreso “Extinguidas” a la ciudad de las diagonales con ocho compañeras de la mítica camada de los ‘80. “Dejamos una huella, después de nosotras ya no hubo grandes profesionales”, dice en diálogo con EL DIA de la ciudad de La Plata.

Las mujeres que encendieron el imaginario y que protagonizaron sueños de fantasías de varias generaciones de jóvenes volvieron a reunirse hace tres años para protagonizar “Extinguidas”, de José María Muscari, y a juzgar por el éxito la obra atraviesa en su tercera temporada, su magnetismo sigue encendiendo la imaginación del público.

“Seguimos siendo mujeres muy sensuales, muy atractivas, a pesar del paso de los años”, dice Beatriz Salomón, una de las protagonistas de la puesta que también tiene a Adriana Aguirre, Noemí Alan, Patricia Dal, Silvia Peyrou, Mimí Pons, Sandra Smith, Naanim Timoyko y Pata Villanueva (“nueve mujeres con una trayectoria tremenda”, define), y que volverá al Coliseo Podestá el domingo.

En su tercera temporada, Salomón, una de las “fundadoras” de la puesta, regresará al Coliseo y, dice, está “contenta de volver a La Plata, donde fue un éxito bárbaro: nos escribían por WhatsApp y nos pedían que volvamos”.

En la puesta, estos iconos de los años 80 se juntan en un spa para reflexionar sobre una época que ya no está: entre humor y anécdotas, las actrices revisan su propia historia viviente en un libro que Muscari terminó de escribir tras charlar con las protagonistas de la historia e incluir en la obra monólogos sobre vivencias reales para cada una de sus protagonistas.

El éxito de esta mezcla de ficción y realidad que apela al imaginario emocional del espectador que colgó posters de Salomón y compañía en su placard es una excepción en el marco de un teatro al que le cuesta cada vez más encontrarse con su público, y Beatriz dice que “Extinguidas” tiene “gran éxito porque habla mucho de los ochenta, que fueron brillantes en Argentina: la gente se conmueve, se moviliza, se ríe mucho. Es un poco como meterse en el túnel del tiempo: la música, la escenografía, nosotras... La gente se siente identificada y por eso va a vernos”.

Y además, afirma que buena parte del suceso de las “Extinguidas” es que “nosotras dejamos una huella porque fuimos discípulas de los grandes capocómicos, que lamentablemente ya no están: Olmedo, Porcel, Portales, Carámbula, Minguito, Calabró”.

“Fuimos alumnas de ellos, nos han dejado un legado maravilloso, que lo llevamos en el escenario con todo el corazón. Y después de nosotras no hubo grandes profesionales que se hayan distinguido, porque esos grandes maestros no están más: ellos eran los formadores de comediantes”, opina.

Las camadas actuales, afirma la actriz y vedette en este sentido, no pueden generar lo mismo que ellas generaron sobre escena. “A las chicas de hoy las usan porque son bonitas, jóvenes, tienen buenas lolas y buena cola. Pero no llegan a pisar fuerte como nosotras”, explica. ¿Tiene que ver con que no se forman? “Supongo que sí”, responde escueta.

Y ese fuego inextinguible que siguen generando las “Extinguidas” queda reflejado en que no es solamente la nostalgia lo que moviliza a la audiencia: la admiración y la atracción continúa presente al punto de que “los hombres y también las mujeres nos admiran, nos mandan flores, nos piden selfies”.

Fuente: Diario El Día

Untitled Document