Easy Responsive Tabs to Accordion
Buenos Aires, Viernes 24 de Noviembre de 2017 -  01:29 pm 
ENTREVISTAS

06-03-2017

Repetirse jamás


Santiago Aysine y Beto Grammatico. El cantante y guitarrista de Salta La Banca hablan del show en el Malvinas en el que grabarán en vivo los temas de su discografía. Además, enfrentan a las críticas por los cambios de la banda: “¿En serio querés que hagamos todo el tiempo lo mismo?”.

Santiago Aysine y Beto Grammatico miran de reojo el televisor que pasa el partido entre el Manchester United y el Betis, mientras se sientan en la mesa de la cervecería de Caballito en la que ya hace rato son locales en estos extensos días de entrevistas. Piden algo para tomar, comentan el nuevo documental de Netflix que repasa la historia de Zlatan Ibrahimovic y preguntan si está jugando Germán Pezzella, uno de los tantos amigos futbolistas de esta banda que siente, vive y comparte los códigos de la cancha y la tribuna. Tal vez de allí traigan el concepto de revancha, una sensación que trasladaron a la música para darle una nueva oportunidad a muchos temas de su discografía que hasta ellos admiten “no suenan bien”. Pero como mastican el espíritu competitivo no aceptan ir al estudio y resolverlo de un modo sencillo, ellos deciden probarse y probarle a sus detractores que ya no son una bandita barrial. Entonces van a grabar en vivo, en el Malvinas Argentinas (al aire libre) ante 15 mil personas y en uno de los shows más importantes de su carrera, los temas que marcaron el inicio de Salta La Banca.

“La verdad que la previa a este show es agotadora”, confiesa Beto, guitarrista de la banda. “Es un poco cansador, te saca energía porque la verdad es que por más que ensayes el resto del día vas a estar pensando en eso. Es como un laburo full time, además de las entrevistas y los otros recitales que tenemos que dar para solventar el gasto”.

¿La cabeza influye al momento de tocar o grabar un tema?

Santiago:

Si, un montón. Te puede jugar una mala pasada en serio y lo digo porque me he tenido de peor enemigo durante mucho tiempo. También creo que este momento es algo que esperé durante mucho tiempo y lo quiero hacer bien y estoy seguro que si me preparo como corresponde es imposible que en ese momento de subir al escenario haya algo que me abstraiga de lo que tengo que hacer. Para mí pasa más por eso que por otra cosa. Igual es cierto que no es nada fácil, trabajas mucho, no descansás del todo bien. Ojo, esto es lo más lindo que nos pasó, no me quejo, pero es duro.

¿Por qué tuvieron la necesidad de rearmar toda su discografía?

Beto:

No es que van a ser reversiones, más bien serán versiones adaptadas, con algún cambio de lo que son originalmente, pero más que nada arregladas para que suenen como lo hacemos ahora que tocamos bien…

S:

O que tocamos mejor, que no quiere decir que toquemos bien…Para mí esas canciones merecían una mejor suerte y teníamos que surtirla nosotros. Sinceramente, son canciones que nos gustan mucho pero que cuando las tocamos en vivo no permiten que los conciertos terminen siendo del todo sólidos porque no tienen la misma base de laburo que tuvieron las demás canciones. Y nos gustan como temas, entonces decidimos trabajarlas bien, a la par de lo que venimos haciendo estos últimos años.

B:

La verdad no están bien grabadas y ésta era la oportunidad ideal para poder volver a hacer todas esas canciones.

Cuando hablan de esas primeras etapas insisten en que la gente empezó a seguirlos cuando “todavía no estábamos preparados”…

S:

Para mí fue todo muy espontáneo, se dio y nosotros éramos parte de eso. Lo único que podíamos hacer era responder con algarabía y eso estaba relacionado con lo que pasaba arriba del escenario que era, a nivel musical, muy pobre pero muy entusiasta. A pesar de todo la banda tenía algo, para mí era como una apuesta colectiva al futuro, a lo que después terminó sucediendo. La gente venía porque había algo que se veía que podía llegar a pasar.

Hay quienes critican sus cambios como banda…

S:

Creo que es un poco hipócrita celebrar lo que era esa etapa de la banda y renegar del presente. Yo a los críticos les preguntaría: ¿En serio querés que hagamos todo el tiempo lo mismo? ¿Esa persona va a hacer toda su vida lo mismo? Yo no tengo nada que ver con esa idea, nunca tuve nada que ver con esa idea. No me quiero repetir, mientras menos me repita más feliz voy a ser. Y justamente por eso elegí hacer esta música, para no repetirme.

¿Por qué son tan autocríticos al recordar aquellos primeros discos?

S:

La realidad es que somos conscientes de que sonaba mal lo que hacíamos por eso nos parece que la crítica tiene que empezar por nosotros. A mí lo que opine el que no le gusta la banda me importa un bledo, pero la crítica tiene que empezar por nosotros.

Más allá de su vínculo con el deporte, a esta banda la caracteriza su discurso y compromiso político. Salta La Banca fue de los pocos grupos que criticó al kirchnerismo en sus shows y el reclamo es una insignia que Aysine remarca entre sus responsabilidades como comunicador. Eso incluye no esperar demasiado tiempo entre un disco y el otro porque “no puedo quedarme esperando la inspiración, hay que decir lo que pasa”. De todos modos admite que tratará de no “apurar” su próxima placa. “Lo queremos hacer bien, porque puede ser otro disco que nos marque, puede ser otro ‘Copla’ (2012)”.

Untitled Document